jueves, 09 de marzo de 2017
 
Rody y Francisco Segnini: la familia por decisión
 

​Cuando Francisco (Paco) Segnini y Rody Arias Segnini cruzaron sus vidas a partir de su concidencia  en los espacios de  Hogar Bambi, una organización no gubernamental que desde 1992 trabaja por el resguardo y educación de más de 100 niños y adolescentes menores que por una razón de riesgo (y la anuencia del Estado venezolano) deben ser separados de su familia de cuna. 

“Las adopciones pueden llegar cuando menos te las esperas”, cuenta Paco, con los ojos de quien obtuvo el mejor tesoro del mundo. El responsable es  Rody Arias, quien a los 3 años de edad escogió a Paco como su padre (y viceversa) y hoy, con 19 años, cursa el primer semestre de Educación, mención de Ciencias Pedagógicas, en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). 

Ellos son las “familias de corazón”, uno de los términos que arropan a las familias adoptivas  venezolanas. En el caso de los Segnini, se trata de una colocación familiar (figura de la Ley Orgánica de Niños, Niñas y Adolescentes) que en el futuro cercano esperan convertir en una adopción de mayor de edad (también vigente en el país). 

Ellos llevan actualmente su historia frente a los chamos de Bambi, como responsable de recaudación y relaciones institucionales (Paco) y colaborador (Rody). 

Bambi inspira la carrera ucabista de Rody: “Siempre me ha gustado estar con los niños, como cuando voy a Bambi y me abrazan con ese cariño”, sonríe. Para ellos –asegura– quiere centrar un sueño: emprender un colegio de educación inicial, con apertura particular para quienes convivieron con una situación de riesgo. 

¿Por qué ese sueño? “No es fácil para los niños de estas instituciones estar en colegios regulares”, afirma Rody. “Los demás pueden llamarlos los abandonados o que se hagan muy duras fechas como el Día de la Madre –no hay madre que vaya esos días”, confirma . 

Su padre, presente ante esta historia, nuevamente queda sorprendido: “ese sueño no lo conocía”. 

Mientras continúan construyendo el futuro común, Paco y Rody celebran Día de los Padres, Madres, Navidades y demás en su hogar común en Caracas, así como las idas cotidianas a las tres residencias actuales de Hogar Bambi. Con cada niño, aseguran, continuarán buscando esperanzas.

Cuestionario Proust : Rody y Paco Segnini

Libros

R: “cualquiera que sea del género fantasía”

F: “Valores”

Fanático

R: “Del trabajo de Hogar Bambi”

F: “Mi trabajo”

Resolución de conflictos

R: “Comprensión”

F: “Respeto”

Compañeros

R: “Universidad”

F: “Hijo

Prejuicio

R: “Paso”

F: “Injusticia”

Esperanza

R: “Infancia”

F: “Felicidad”

Venezuela

R:  “Comida”

F: “Valores, educación y cultura”


Notas 

Hogar Bambi no cuenta con programas de adopción y/o colocación familiar (las mismas son potestad del Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, ente adscrito al Estado Venezolano). 

Usted puede conocer más y fortalecer las tareas de Hogar Bambi con el Programa Apadrina un Niño.

Fuente: Estefanía Salazar, Comunicaciones Venezuela Sin Límites


 
  Rody y Francisco Segnini: la familia por decisión
 
 
Nombre:
Correo: